• Reserva de la Biosfera

reservadelabiosfera1La playa de Cofete (Fuerteventura), lugar elegido para el proyecto de reintroducción de la tortuga Boba (Caretta caretta), ha acogido este viernes con éxito la suelta de tres nuevos ejemplares que permanecieron un año y medio al cuidado de los expertos. Los voluntarios, que durante todo este tiempo han cuidado a los ejemplares en la guardería de Morro Jable (Pájara), han sido los encargados de la suelta después de comprobar que los animales se encontraban con el peso y la medida adecuada para poder sobrevivir en el mar. El centenar de personas que ha asistido a la suelta han podido conocer, a través de las explicaciones del director de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura, Tony Gallardo, las características de estos animales y el peligro al que se exponen por los vertidos de basura, petróleo y aparejos de pesca al mar. Los ejemplares están identificados con un microchip que les permitirá, en el caso de que regresen a nidificar a la isla -el proyecto contempla que lo hagan dentro de unos diez o quince años-, saber si son tortugas nacidas en Cofete, donde hay constancia de que nidificaban hasta principios del siglo XX. Fuerteventura es Reserva de la Biosfera Los valores culturales, etnológicos, naturales, marinos, paisajísticos y geológicos, así como el compromiso de la isla majorera con las energías renovables, con la gestión del agua, o con una pesca responsable, han hecho a Fuerteventura y a una buena parte de sus mares, acreedores del título de Reserva de la Biosfera, todo un reconocimiento a la labor de sus gentes a favor de un desarrollo sostenible. La particularidad de sus rasgos geológicos y su extenso patrimonio natural, que emerge de la aridez y de la presencia de un rico y diverso medio marino, confieren a Fuerteventura una fuerte personalidad insular. Ésta se traduce en un patrimonio cultural rico en costumbres y tradiciones, que reflejan sus construcciones, el uso del suelo, la ganadería o la pesca. reservadelabiosfera6Su proximidad a África define uno de sus rasgos característicos, su extremo clima, el cual la determina como desértica y semidesértica. Esto se concreta en un ambiente insular muy bien conservado, gracias en gran medida a unas condiciones naturales –climáticas y morfológicas- que han mantenido extensas áreas intactas frente a la presión del hombre. La costa oeste de la isla mantiene un carácter prácticamente virgen a lo largo de más de cien kilómetros de litoral. Fuerteventura es, además, la isla más antigua de Canarias, y en ella pueden observarse in situ los fenómenos que dieron lugar a la formación del Archipiélago, hasta el punto de constituir uno de los mejores observatorios paleontológicos de la Macaronesia. Todas estas características hacen de Fuerteventura un área singular en el marco de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera, declaración que no supone la aplicación de nuevas figuras legales o restricciones. Sin embargo, sí requerirá el apoyo de las principales instituciones y organizaciones sociales, políticas y científicas, las cuales habrán de colaborar para hacer realidad el plan de acción diseñado. La implicación de todos es precisa en la aplicación de los objetivos del programa MAB y en el mantenimiento de este título que distingue la isla como un singular, solidario y comprometido con un desarrollo responsable. reservadelabiosfera3Zonificación de la Reserva de Biosfera de Fuerteventura Toda Reserva de Biosfera ha de tener una zonificación apropiada, según un sistema de ordenación en 3 zonas básicas, las cuales se diferencian principalmente en el nivel de conservación perseguido en cada una de ellas y, por tanto, en la naturaleza de las actividades que está permitido desarrollar. Zona núcleo: Conservación y protección de los recursos naturales, donde se permiten actividades de investigación y seguimiento, y todo aprovechamiento que no suponga deterioro del medio o favorezca su conservación. Zona tampón: Envolviendo a la zona núcleo o junto a ella, se fomentarán estrategias de desarrollo sostenible en el ámbito social, económico, educativo y divulgativo, incluyendo el turismo y disfrute recreativo. En ella se pueden desarrollar actividades experimentales con el fin de mejorar la producción de recursos naturales, como la vegetación, cultivos, pesca, fauna, etc. Zona de transición: Área más extensa de la Reserva, donde el grado de intervención humana es mayor. Aun tratándose de la zona más flexible, todas las actividades desarrolladas en ella se realizarán según criterios de sostenibilidad. Sus residentes, a través de las administraciones, asociaciones y sector privado, están invitados a colaborar en la gestión y desarrollo sostenible de la zona, para beneficio de sus habitantes. La declaración de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura no supone más restricciones de las previamente existentes, dado que su zonificación se ha diseñado según la distribución de otras figuras de protección terrestres y marinas previamente designadas al amparo de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos o de la Red Natura 2000, entre otras.